Las amistades peligrosas

En 1782 Choderlos de Laclos publica Las amistades peligrosas, una novela de gran éxito con  estructura epistolar que muestra las taras de una sociedad perversa en las que el sentimiento puro y la sinceridad son imposibles.

Resultado de imagen de las amistades peligrosas

El argumento de Las amistades peligrosas gira en torno a la astuta y perversa pareja protagonista, dos aristócratas ociosos y libertinos, la Marquesa de Merteuil y el Vizconde de Valmont, antiguos amantes que se entretienen en seducir, manejar y destruir a otros personajes más jóvenes e ingenuos. Así, Valmont tratará de enamorar la Presidenta Tourvel, la más virtuosa de las damas. Pero cuando los propios celos de la Marquesa y ciertos insospechados escrúpulos morales entran en juego ambos libertinos empiezan a convertirse en rivales. Entonces todo se complica y se dirige a un inevitable final fatal, con un duelo mortal.

La obra fue llevada al cine en varias ocasiones. aquí queda un fragmento de la adaptación que hizo  Stephen Frears en 1988:

Muchos críticos han catalogado la novela de libertina. Pues bien, las novelas libertinas se caracterizan por su ambigüedad puesto que, por una parte critican la depravación de los libertinos, pero, por otra justifican  su conducta amoral: la búsqueda del placer es intrínseca a la condición humana, por lo tanto, el libertino no es responsable de sus actos, pues se limita a seguir los impulsos de la naturaleza.

Comparten con esta época y temática las novelas del marqués de Sade (Justine o los infortunios de la virtud, Las ciento veinte jornadas de Sodoma) que  se caracterizan por la descripción explícita y minuciosa de orgías protagonizadas por aristócratas o clérigos, cuya relación con sus víctimas se basa en la violencia y la dominación.

Y es que durante la Ilustración, muchos de los librepensadores franceses empezaron a explotar la pornografía como medio de crítica y sátira social. Los protagonistas de estas novelas son , como ya hemos dicho, personajes amorales, pertenecientes, en general al clero o a la aristocracia, que buscan satisfacer sus pulsiones o apetitos sexuales.

Resultado de imagen de fanny hill

La respuesta inglesa a esto fueron las Memoirs of a Woman of Pleasure (más tarde abreviadas y retituladas Fanny Hill) escritas en 1748 por John Cleland. Aunque el texto satirizaba las convenciones literarias y las costumbres de moda en la Inglaterra del siglo XVIII, fue más escandaloso por retratar a una mujer, la narradora, disfrutando e incluso deleitándose con actos sexuales sin consecuencias físicas o morales graves.  Cleland fue arrestado y encarcelado, pero Fanny Hill siguió publicándose y es uno de los libros más reimpresos en idioma inglés. 

En esta página se hace una breve reseña de algunas de las novelas eróticas más conocidas de la literatura. Obviamente non está en esa lista Cincuenta sombras de Grey. Si quieres leer novela erótica, no elijas esa.

¿Quién ha encendido esas luces?

Los ilustrados, son los ilustrados los que encienden esas luces que iluminarán la Europa del siglo XVIII. La Ilustración fue un movimiento ideológico y cultural, que se desarrolló en Europa durante el siglo XVIII- conocido como Siglo de las Luces_, con Francia como foco de irradiación. Representó una importante modernización cultural y el intento de transformar las caducas estructuras del Antiguo Régimen, cuya sociedad era estamental y había una notable diferencia de clases entre las clases privilegiadas (nobleza y clero) y las no privilegiadas (burguesía, artesanos, campesinos, grupos marginales):

Algunos rasgos de la sociedad occidental actual (la defensa de la libertad y dignidad del individuo y de sus derechos fundamentales, o la importancia de la educación) son herencia de este periodo.Sus ideas desembocarán en la Revolución francesa.

He aquí las ideas que defendían los ilustrados:

  • Autonomía y espíritu crítico. Para los ilustrados el ser humano es, tal como había proclamado el antropocentrismo renacentista, el dueño de su propio destino. Para conquistar ese autonomía es preciso someter a crítica todos los valores y conocimientos heredados. Así, se cuestionarán los valores del Antiguo Régimen: el absolutismo monárquico, los privilegios del clero y la aristocracia, o la religiosidad tradicional.
  • Para los ilustrados, la razón, la observación y la experimentación son las únicas fuentes fiables de conocimiento, frente a la tradición, la autoridad de los antiguos o la revelación divina. El racionalismo y el empirismo dominantes provocan la difusión de nuevas doctrinas y formas de religiosidad: ateísmo o negación de la divinidad (Denis Diderot desarrolla una visión materialista del mundo) y deísmo (admite la existencia de un ser superior, que creó el universo y le dio un orden racional, pero sin aceptar ninguna religión en particular). Los deístas como Rousseau o Voltaire defienden una religiosidad interior, basada en la conciencia, sin mediación de la Iglesia) Todos comparten la defensa de la libertad de conciencia y critican la superstición y la intolerancia religiosa. Defienden la secularización de la sociedad, en particular la emancipación del poder civil frente al eclesiástico.
  • Los ilustrados confían en el progreso moral y material del ser humano. La educación es el instrumento privilegiado que ha de hacer posible una sociedad más próspera y justa. El lugar central que se le otorga en la vida individual y social se relaciona con diversos fenómenos: la redacción de la Enciclopedia, la promoción de la educación pública, la aparición de instituciones orientadas a la difusión del conocimiento_ museos, bibliotecas, jardines botánicos…_ o el desarrollo de una “literatura útil”, acorde con el principio horaciano de delectare et prodesse (deleitar y aprovechar).

Resultado de imagen de enciclopedia de diderot

  • Reformismo y despotismo ilustrado, condensado en el principio “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”, según el cual el pueblo delega el poder en un príncipe que debe gobernar guiado por la búsqueda del bien común.