¿A dónde irán esos caballeros?

¡Oíd! Yo conozco la fama gloriosa
que antaño lograron los reyes daneses,
los hechos heroicos de nobles señores. (…)

En la Edad Media el héroe es un caballero, un guerrero que debe combatir por tres valores fundamentales: el cristianismo, el amor y su patria.  El héroe puede ser un señor feudal importante y poderoso o un caballero que se inicia en las armas, pero el distintivo fundamental de ambos será el valor y la defensa del código del honor. Perteneciente al estamento noble deberá proteger a los otros dos estados de la sociedad: el clero y el campesinado.  El héroe es elegido por designación divina y se destaca por encima de los demás hombres.

La épica europea se divide en ciclos que cuentan epopeyas centradas en las hazañas de unos héroes particulares, generalmente en torno a los orígenes de un pueblo. Tienen un carácter nacional y representan a la colectividad. Los héroes más conocidos son:

Roldán, en Francia

Beowulf en Inglaterra

Su historia fue llevada al cine en 2007. la película estaba dirigida por Robert Zemeckis:

Sigfrido en Alemania cuyas hazañas aparecen recogidas en El cantar de los Nibelungos

El compositor alemán Richard Wagner se inspiró en este poema épico y en la tradición mitológica germánica y nórdica para componer la tetralogía operística Der Ring des Nibelungen (‘El anillo del nibelungo’).  Estas óperas son: El oro del Rin (Das Rheingold), La valquiria (Die Walküre)

Ilustración de Arthur Rackham para la Cabalgata de las valquirias.

Es memorable el  uso de esta pieza en Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola, donde acompaña la «cabalgata» de unos helicópteros estadounidenses atacando un poblado vietnamita

Sigfrido (Siegfried) y El ocaso de los dioses(Götterdämmerung)

Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador en España

La literatura heroica de los cantares de gesta tuvo su vertiente culta en conjunto de relatos  que configuran la literatura caballeresca.

Resultado de imagen de literatura caballeresca

Frente al anonimato propio de la épica, la firma del autor aparece en los romans (novelas).  El nuevo género  “roman courtois” (novela cortés) posee una mayor complejidad narrativa que los poemas épicos. Nace para ser leída y está destinada a la corte. El asunto bélico casi exclusivo de los cantares de gesta se amplía, añadiéndose el tema amoroso y las aventuras inverosímiles. Lo maravilloso y lo irracional aparece con frecuencia en la trama, así que magia y los encantamientos se integran en el relato con toda normalidad. En cuanto al héroe, este se caracteriza por perseguir la gloria y por defender siempre ciertos valores: elegancia, fuerza física, generosidad, valentía, sacrificio, culto al amor (que se convierte en adoración casi mística a la dama) de modo que no escatimará en realizar todo tipo de hazañas y actas heroicos en aras de la perfección moral.  Se trata del antecedente directo del caballero andante, protagonista de las novelas de caballerías_ El libro del caballero Zifar, Amadís de Gaula, Tirant lo blanc_ que parodiará Cervantes en El Quijote .

Los argumentos giran en torno a la “materia de Bretaña, basada en viejos mitos bretones. Su eje central es el legendario rey Arturo, su corte (los caballeros de la Tabla Redonda, Parsifal y Lanzarote) y sus motivos (el Santo Grial – el cáliz de la última cena–) que inspiran las obras del “Ciclo artúrico”.

Según la leyenda, Arturo, es hijo de Uther, rey de Britania. Estuvo oculto durante su infancia y fue cuidado por Merlín y por sir Hector hasta su adolescencia. Cuando Arturo llegó a los dieciséis años de edad, su padre le llevó junto a sus hermanos a Londres para ver por sus propios ojos, una lucha entre caballeros. Aquello lo impresionó mucho y  el joven Arturo pidió a su padre ser algún día caballero. Este lo introdujo como escudero de un amigo suyo. En uno de esos encuentros de caballeros en tierras inglesas, Arturo recibió una motivación única: sacar de un yunque una espada que llevaba años allí y que nadie lograba sacar. Se animó a presentarse y logró liberar la espada de su prisión alzándose con la misma delante de todos aquellos caballeros y nobles que presenciaba aquel momento.Se decía que quien la liberase sería el rey de Inglaterra y el encargado de unificar todos los reinos de la isla. Y así ocurrió.

Trailer de La leyenda de la espada

Poco después Arturo pierde su espada durante una batalla. El mago Merlín lo acompañó a un lago en cuyo fondo había un castillo en el cual vivía una hechicera llamada Nimue, la Dama del Lago. Esta mujer guardaba una espada maravillosa, Excalibur. Arturo le pidió la espada y Nimue se la regaló. Merlín observó la espada mágica : «Guardad bien esta espada» le advirtió al rey, «puesto que mientras la llevéis no perderéis nada de sangre, pero un día llegará una mujer en la que confiáis y os la robará». Y así ocurrió también.

Arturo fue coronado rey del reino de Camelot .

El castillo de Camelot según una ilustración de Gustave Doré

Ya en su castillo de Camelot, Arturo se rodea de los caballeros más valientes y honestos: su fiel amigo  Lanzarote , Perceval , Gawain y otros, junto a los cuales funda la Orden de la Mesa Redonda.

La búsqueda del Santo Grial le hizo soñar toda su vida, por el cual luchará incluso contra temidos dragones y animales mitológicos.

Arturo se casó  con Ginebra, una noble que vivía cerca al reino de Camelot. Según las leyendas asociadas al mito , Ginebra fue infiel al rey Arturo con Lancelot, uno de los caballeros del rey. La leyenda asocia la infidelidad de Ginebra con Lancelot a la caída del reino de Camelot, ya que tras el desliz de Ginebra con Lancelot, Bretaña cae bajo las invasiones de los bárbaros anglos y sajones. Tal vez por eso sea considerada como un símbolo de la fragilidad de la condición humana y de la perversión.

La Reina Ginebra por Henry Justice Ford.

Mientras tanto,  la  hermanastra de Arturo , la famosa Morgana había engañado con sortilegios al rey, acostándose en la habitación del rey y haciéndose pasar por Ginebra.

Morgan Le Fay de Spencer Stanhope

Al poco tiempo, Morgana quedaría en cinta, dando a luz al único hijo del rey Arturo, Mordred. Morgana se llevó con ella al niño y lo crió lejos de su padre. Encerrado en un castillo en un bosque secreto, Mordred aprende junto a su madre pociones y magias. Morgana desea que su hijo sea quien mate a su hermano y se corone nuevo rey de Camelot.

Fragmento de la película Excalibur, basada en cuenta la leyenda del Rey Arturo,  la obra de Sir Thomas Malory La muerte de Arturo. Está  dirigida por John Boorman

Cuando el rey fue informado de los encuentros de su esposa con Lancelot, montó en cólera, los ajustició y se dedicó a perseguir a los enamorados cuando huyeron del castigo. Por entonces, Mordred, que gracias a la magia se hizo un adolescente mucho tiempo antes de lo normal, se apoderaría del trono de su padre. Cuando Arturo regresó,  se encontró a Mordred con el que se enfrentó para conseguir el trono en la batalla de Camlann. Mordred y Arturo se enfrentaron a muerte, consiguiendo Arturo matar a su propio hijo. Pero este le dejaría mortalmente herido. Poco tiempo después y solo, Arturo morirá. Su hermanastra Morgana se encargaría de los cuerpos de ambos.

Cuentan que fue Morgana quien ordenó que el cuerpo de Arturo fuera trasladado en barca por las orillas de Avalon y que Merlín lo recogió al otro lado de la orilla.

“El último sueño de Arturo en Avalón”. Edward Burne-Jones.

Toda la información extraída de aquí.

El roman courtois alcanza su plenitud con el francés Chrétien de Troyes. En El caballero de la carreta narra los amores extraconyugales de Lanzarote y Ginebra.  El cuento del Grial (incompleto) se integra el motivo del Santo Grial en la literatura. En una incipiente estructura del contrapunto, Chrétien desarrolla en paralelo los escarceos amorosos del Gawain y las aventuras de Perceval en busca del Grial. La ópera de Richard Wagner Parsifal recrea la historia del caballero. 

Los siglos XVI, XVII y XVIII fueron menos abundantes en producción literaria referida a Arturo y sus caballeros. Sin embargo, durante la época victoriana, las leyendas artúricas, en parte como vehículo de la idealización de la monarquía y en parte a causa de la preferencia del Romanticismo por las historias medievales, fueron abordadas por los escritores ingleses, destacando especialmente Alfred Tennyson (1809- 1892). Esta es la versión musical de Lorena McKennitt sobre el famoso poema de Alfred Tennyson “The Lady of Shalott”.

Y esta es “La dama de Shalott “, pintada por John William Waterhouse:

John William Waterhouse - The Lady of Shalott - Google Art Project edit.jpg

Mark Twain, en 1889, publicó Un yanqui en la corte del Rey Arturo, uno de los ejemplos más tempranos de “viaje en el tiempo”. Por otro lado, el romance artúrico medieval incluye el concepto de «tierra baldía», asociado a la historia del Rey Pescador: un territorio que no recuperaría su fertilidad mientras no desapareciese la maldición que pesaba sobre él. T. S. Eliot, influido por esta historia escribió una de las obras más relevantes de la literatura inglesa del siglo XX: el poema “La tierra baldía” (1922).

La leyenda de Arturo también se popularizó enormemente en el final de siglo por ser llevada al cine en numerosas ocasiones. Además de las ya citadas, destaca la adaptación  de Richard Thorpe basada en la novela  de Thomas Malory La muerte de Arturo dirigió Los caballeros del Rey Arturo (Knights of the Round Table)

Una imprescindible es la comedia Los Caballeros de la Tabla Cuadrada, de los Monty Python

La música también se ha sentido atraída por el mito del rey. Un ejemplo es la canción de Rick Wakeman “King Arthur”:

El mismo compositor ha publicado un álbum que recoge melodías medievales:

Anuncios