Las mujeres rebeldes de la literatura clásica

Ya en la literatura clásica aparecen ejemplos de mujeres rebeldes. El mayor ejemplo de rebeldía femenina sería el de Antígona, hija de Edipo, cuya historia es una exposición del primer acto de desobediencia civil , término acuñado por Thoreau, autor a quien ya conoces. Era el escritor que inauguraba los encuentros literarios en El club de los poetas muertos:

Tras el cerco de Tebas con la derrota de los sitiadores, Creonte, como nuevo rey, proclama que, por traidor a la ciudad, se prive a su sobrino Polinices de los ritos fúnebres. Frente a esto, Antígona, hermana del muerto, decide desobedecer esta ley. Sófocles vierte su historia en la tragedia Antígona. En esta entrada anterior puedes encontrar más información sobre la modernidad y la trascendencia de Antígona.

 Antígona (Frederic Leighton, 1830-1896).

En un tono más cómico, el mayor representante de la comedia griega Aristófanes nos cuenta la historia de Lisístrata. Esta es una mujer ateniense, que harta ya de no ver a su marido, pues este está siempre en guerras, decide reunir a un grupo de mujeres y les plantea que  cree tener  la solución para acabar con la guerra del Peloponeso: la abstención sexual. Las mujeres toman la Acrópolis ateniense y llevan a cabo su plan. Aquí puedes leer una entrada sobre Lisístrata.

Archivo:Lisistrata antigua 015.jpg

Otro ejemplo de mujeres rebeldes es el que Eurípides  recoge en Las troyanas. Se trata de un drama protagonizado por mujeres, que lamentan las desgracias que traen consigo las guerras y cómo son invitadas por los guerreros vencedores a resignarse. Deben aceptar y ser sumisas a los maridos que les toque en suerte. Solo Casandra se rebelará ante tal resignación. Helena, causante de la guerra, pasa a un papel secundario y Hécuba, que ha perdido a su marido, hija, hijos y nieto, es la protagonista.

Fragmento de la representación de la obra Las Troyanas dirigida por Mario Gas.

De alguna de esas mujeres habla así Penélope en una carta que esta le dirige a Circe en la obra de lectura optativa  Circe ou o pracer do azul:

“(…) Helena foi recuperada por Menelao e devolta a Esparta xa non como esposa, mais como trofeo, e ten agora que se resignar a vivir xunto ao átrida como serva conquistada, sen posibiliddae de reaccionar ante ningunha das aldraxes que o seu amo e marido se congratula en lle causar. O seu nome é odiado e maldecido por todos a quen a guerra non trouxo gloria nin riquezas, senón desgrazas e morte. Ela, que só quixo saberse amada, que só pretendeu seguir sendo a fermosa cativa aloumiñada e benquerida por cantos a rodeaban, vese agora presa do desprezo de quen antes tanto loaba a súa beleza. Helena encanece e murcha rodeada de odio e carente de toda estima. Din que foi a beleza a causa da súa perdición, mais non tal, foi a súa necesidade de amar e de se sentir amada o que lle aparellou a desgraza(…)”

Páxinas 134-135, Circe ou o pracer do azul

Pedro Guerra canta a esa Casandra mitológica:

E Ismael Serrano habla así de ella:

La desobediente Antígona

Aquí está la rebelde e insumisa Antígona que leemos estos días en clase adaptada al siglo XXI por Inconstantes teatro:

Y aquí un pequeño vídeo de la visión que ofreció Miguel del Arco sobre la obra:

Dicen Jordi Balló y Xavier Pérez en el estudio que han hecho de la obra (publicado en la Antígona de Penguin Clásicos) que “el primer gesto histórico de un ser humano que ha decidido plantar cara al poder está inscrito en Antígona de Sófocles. La obra ofrece a la posteridad la representación dramática de un modelo de desobediencia civil (…) No es un hecho casual que Antígona se haya convertido en la más representada y reescrita de las tragedias griegas, pues su protagonista es la mensajera de una actitud cívica que sigue ofreciéndose como modelo de comportamiento y contestación en las muchas situaciones de abuso de poder que salpican a las sociedades contemporáneas. (…)

El gesto de Antígona es, como calificó José Ángel Valente, un “acto creador de libertad”, el paso a una nueva “órbita” que el Estado de Creonte no contempla. Esa creación libre es específica de la heroínas, y en tanto que opuesta íntimamente a la conducta social, se realiza en solitario, y adquiere toda su trascendencia en esta soledad. (…).”

En el trabajo encomendado y que tienes en fotocopias vas a analizar a Antígona y Antígona como ejemplo de desobediencia civil* y como prototipo de tragedia clásica respectivamente. Pero Antígona ofrece muchos otros planos que no podemos abordar por la falta de tiempo. Aquí quedan algunos de esos aspectos que son susceptibles de ser considerados. Elige uno de las cuestiones  para completar el trabajo:

1_ En esta tragedia, el dolor caba manifestándose más en Creonte que en Antígona porque, ¿qué visión tiene ella de la muerte? ¿Coincide con la expuesta por Emily Dickinson en este poema? ¿Qué opinas tú al respecto?

No es que morir nos duela tanto.

Es vivir lo que más nos duele.

Pero morir es algo diferente,

un algo detrás de la puerta.

La costumbre del pájaro de ir al Sur

_ antes de que los hielos lleguen

acepta una mejor latitud_.

Nosotros somos los pájaros que se quedan.

2_ “Antígona revela su amor a la tierra primera e inscribe su ética en la esfera privada del amor fraterno. El culto al dios del hogar es anterior al culto al estado. (…)”  En este sentido, ¿qué relación encuentras entre las ideas de Antígona (conflicto entre tradición y modernidad) y los movimientos de defensa de la tierra, grupos ecologistas, movimientos nacionalistas que luchan contra la globalización o contra el poder de los súper-estados? En la misma línea “el cine ha recreado el paso de lo viejo a lo nuevo a partir de la captura significativa de gestos de resistencia casi numantina por parte de figuras ancianas que no aceptan la transformación social. Un ejemplo de ello es la protagonista femenina de Lo que le viento se llevó. La película empieza así:

“(…) A veces esta actitud resistente entronca con el gesto político e insumiso de la desobediencia de Antígona. En el filme de Elia Kazan ,Río Salvaje, se recrea la tensión entre la anciana propietaria de un idílico territorio isleño situado  junto al río Tennessee y las autoridades que quieren expropiarla. (…)”

Otros ejemplos de elegía de la tierra son los protagonistas de dos novelas de Julio Llamazares: La lluvia amarilla y Distintas formas de mirar el agua. Sirvan como ejemplo también los testimonios de personas que resistieron frente a los tentáculos del progreso cuando el pueblo de Jánovas fue arrasado para construir un pantano. El programa Salvados, emitido el pasado domingo se hace eco de esta situación.

3_En muchas ocasiones la resistencia convierte a los que resisten en mártires que pagan con su propia vida la desobediencia. ¿Es el caso de Antígona?  A este respecto destaca también Juana de Arco. Como Antígona es una mujer tozuda, de carácter estático en un marco beligerante.

Este es un trailer de la película:

También las protagonistas femeninas de muchos filmes de Lars von Trier tienen ese poso de resistencia tozuda, casi obsesiva, de feminidad incorruptible frente a un patriarcado autoritario y violento que las conduce casi a un martirio. Es el caso de la protagonista de Bailando en la oscuridad:

y de Rompiendo las olas:

4_El papel que asume la mujer en la guerra también es un asunto abordado en la obra.  ¿Cómo es la actitud que adopta Antígona ante la contienda (espiritual, pacifista….)?

Muchos siglos después un director de cine italiano, Roberto Rossellini rodó una película titulada Roma, ciudad abierta. Lee esta información sobre la protagonista  y compara su historia con la de Antígona.

El cine de Rossellini, como el de otros neorrealistas italianos, extrajo sus argumentos de la realidad. “(…)También en el cine aparecen otras historias de las actuales Antígonas, historias verídicas de mujeres enfrentadas al mismo dispositivo que la heroína mítica. Es decir, Antígona vive y existe en el mundo, aunque sea en zonas oscuras y poco conocidas, en territorios que el poder político “democrático” quiere ocultar porque no pueden soportar la interpelación de su gesto. Una de las películas más cercanas a Antígona se registra a pocos kilómetros de donde tuvo lugar el drama de Sófocles. Es en Turquía donde se desarrolla la historia de la activista kurda Leyla Zana. El segundo fragmento del documental de Javier Corcuera La espalda del mundo es un homenaje a esta activista. Aquí tienes un trailer de la misma:

En la misma película las conocidas como “madres de los sábados” (en clara referencia a las Madres de la Plaza de Mayo) se reúnen semanalmente en la plaza Galatasaray de Estambul para reclamar noticias, o los cuerpos de los hijos, maridos o hermanos desaparecidos. ¿Son las Antígonas modernas?

*El término fue acuñado por Henry D. Thoreau, en su libro Civil Desobediencia. El autor citaba a Antígona como modelo fundador para anteponer la conciencia a la ley en situaciones de injusticia social. En este sentido podemos traer a colación el libro Indignaos escrito por Stéphane Hessel que ejemplifica la indignación del ser humano en el plano social. Puedes cogerlo en la biblioteca o leerlo aquí.

Antígonas hay muchas y, tal vez, debamos aprender de ellas que a veces preferiríamos no hacerlo.

Preferiría non facelo (la crítica da obra está feita por Laura Porto, ex alumna del centro que está cursando estudios de teatro en la ESAD. Como ella dice, “hai que dicilo máis veces”) de Anómico teatro, en la Sala Ingrávida (O Porriño)

Nota: todos los fragmentos que aparecen entre comillas están extraídos del estudio de la obra “La desobediencia civil” de Jordi Balló y Xavier Pérez, citados anteriormente.