Fausto

Pero lo desconocido e inquietante también se mezcla con la religión, como en la Edad Media. Demonios y monstruos subterráneos no dejan de llenar la fantasía de poetas y pintores. En el poema épico del inglés John Milton (1608-1674) El paraíso perdido, que versa sobre las caídas de Lucifer del Cielo, y de Adán y de Eva del Paraíso (recuerda el motivo bíblico), las escenas de horror y caos se suceden. La Culpa, acompañada dela Muerte, se hace aliada de Satanás después de que Eva ha comido de la manzana. Entonces la Muerte implanta su reinado sobre la Tierra.

Pablo Auladell ha trasladado a novela gráfica el texto de Milton. Está publicado por la editorial Sexto Piso y puedes encontrarlo en la biblioteca del instituto:

Resultado de imagen de el paraiso perdido comic

La muerte aparecerá también de manera terrorífica en una famosa obra de teatro: La trágica historia de la vida y muerte del doctor Fausto, del dramaturgo inglés Marlowe (1564-1593). En ella se cuenta cómo Fausto vende su alma al diablo a cambio de unos goces terrenales. Es una elección entre cuerpo y alma, entre tiempo y eternidad, entre mundo y religión. Fausto elige el cuerpo, el tiempo, el mundo y acaba condenándose. Lo contrario habría sido impensable no solo en los siglos del medievo sino hasta en el siglo XVI y XVII.

Asimismo, en Fausto  aparecen constantemente demonios y espíritus, como también sucederá  en las obras de Shakespeare (es el caso de Hamlet, por ejemplo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s