Carmina Burana

Además del amor cortesano se desarrolla en la Edad Media un “amor tabernario” creado por los goliardos. Estos  eran estudiantes universitarios y clérigos desocupados cuyos cantos  ponen de manifiesto el propósito de disfrutar de una vida alegre y festiva. Sus textos satirizan el ambiente que les rodea, parodian los himnos eclesiásticos, cantan al vino y al amor y dan rienda suelta a la picardía estudiantil. El amor en sus poemas tiene carácter malicioso e irónico y se relaciona con el sexo y el deseo. Muchas de estas composiciones, acompañadas de música, se encuentran recogidas en un cancionero llamado Carmina Burana (siglos XII y XIII) . En el siglo XX el compositor Carl Orff elabora una cantata escénica empleando como base algunos de los poemas medievales extraídos de ese cancionero.

O Fortuna“, Cantata Carmina Burana

El sentido hedonista de la vida que transmiten se puede relacionar con la poesía de Anacreonte y también con el Decamerón de Boccaccio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s