El lector (I)

Hace unas semanas inauguramos el blog con una tarta y con un libro: El lector de Bernhard Schilnk.

Una tarta y un lector
Una tarta y un lector

Es una de las lecturas que vamos a realizar en este primer trimestre. Nos viene como anillo al dedo para hablar de la literatura clásica que estamos estudiando en clase estos días.

Os recuerdo que los protagonistas principales de la obra son un jovencísimo Michael Berg y una mujer más madura llamada Hanna. Entre ambos se establece una intensa relación basada en el deseo o el amor y también en la lectura.

Fragmento de la película El lector

El chico lee en voz alta para Hanna. Comienza con la Odisea:

“(…) Y el motivo de que nos faltara tiempo es que había empezado a leerle en voz alta. El día siguiente a nuestra conversación, Hanna me preguntó qué cosas aprendía en el colegio. Le hablé de los poemas de Homero, de los discursos de Cicerón y de la historia de Hemingway en la que un viejo lucha contra un pez y contra el mar. Ella quería saber cómo sonaban el latín y el griego, y le leí fragmentos de la Odisea y de las Catilinarias. (…)”

Página 44, El lector, editorial Anagrama

Homero

“(…)Traducíamos la Odisea. Yo ya la había leído en alemán, y me gustaba y me sigue gustando. Cuando me tocaba el turno, me bastaban unos pocos segundos para orientarme y empezar a traducir. El profesor me había puesto en ridículo, y el resto de la clase lo celebró a carcajadas, pero si me quedé un momento sin habla no fue por eso. Nausica, igual a los mortales en figura y aspecto, Nausica, la doncella de pálidos brazos: ¿en quién la veía encarnada, en Hanna o en Sophie? No podían ser las dos al mismo tiempo.

Página 66, El lector, editorial Anagrama

resumen

(Procedencia de la imagen)

Esta obra volverá a aparecer en la vida de los dos protagonistas:

“(…)Por entonces releí la Odisea, que había leído por primera vez en el bachillerato, y que recordaba como la historia de un regreso. Los griegos, que sabían que nadie puede bañarse dos veces en el mismo río, no creían en el regreso, por supuesto. Ulises no regresa para quedarse, sino para volvera  zarpar: la Odisea es la historia de un movimiento, con objetivo y sin él al mismo tiempo, provechoso e inútil. (…)”

Página 171, El lector

También vosotras vais a ver cómo suenan el latín y el griego (Adelia se encargará de eso) y a conocer la historia de Ulises y la de Aquiles. Leeremos estos días textos en clase de los dos héroes. Quizá tengan cosas que decirnos todavía porque “(…) hay mucha literatura antigua que se puede leer como si fuera de hoy; alguien que no sepa nada de historia puede creer que todas esas costumbres de tiempos pasados son en realidad las costumbres actuales de tierras remotas(…)” El lector, página 177.

Empezamos por un acercamiento audiovisual a la obra:

Y esta es la que lee ( y se imagina) el señor Simpson:

Y mientras Ulises regresaba a casa, su mujer Penélope, tejía

¿Llegaremos a Ítaca con Ulises?

Lluis Llach canta en catalán  el  “Viaje a Itaca” de Cavafis

Por otra parte, Homero narra en la Ilíada la cólera de Aquiles.Este es un breve resumen de la obra:

Ahora bien, seguro que muchas de vosotras conoceréis la historia de Aquiles por la película Troya:

Otra escena muy conocida de la peli:

Como ves, El señor de los anillos le debe mucho a la épica griega. ¿No te parece? Aquí queda una secuencia de la película, para que compares con la anterior:

Lo mismo ocurre con El hobbit. Este es un fragmento de la película basada en la obra homónima de  J.R.R Tolkien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s