Una silueta de sombra para que te acompañe en Ítaca

Hemos llegado estos días con Ulises a su patria, Ítaca. No somos las únicas.

Resultado de imagen de itaca ulises

También el narrador de La reina de las nieves conoció el poema de Cavafis que hoy comentamos:

“(…) Me concentré, procurando hacer memoria. Me lo había recitado Clara, aquella tarde, delante de la iglesia de San Zeno. Venía en un libro que compré luego, cuando empecé a añorarla, y que también se perdió. Aunque no del todo sus palabras. Es un poema de Cavafis. Lo empecé a recitar despacito, en aquel cuarto revuelto y mal iluminado a modo de nana para el recuerdo. Y no sabía a quién se o estaba dedicando. Seguramente a mí mismo, como siempre. Me desdoblaba en dos perfiles enfrentados que trataban de inflar el globo de la noche, de ponerle un remiendo más.

Cuando el viaje emprendas hacia Ítaca

haz votos porque sea larga la jornada.

Llegar allí es tu vocación. No debes,

sin embargo, forzar la travesía.

Hice una pausa, sospechando que me había saltado alguna estrofa. No me acordaba de más. Mónica emitió un gemido de placer.

_ ¿Ya no tienes ganas de llorar?

Negó con la cabeza. Sonreía adormilada.

_ ¿Y tú?_preguntó después de un rato, sin abrir los ojos, en una voz tan confusa que casi no se le entendía.

_¿Yo? No, mujer. Los ángeles de las despedidas nunca lloran. Ni duermen. Me voy a quedar ahí fuera, cosiendo con tus sueños viejos una silueta de sombra para que te acompañe en Ítaca. Te la coseré a los pies. Y así el cuento acabará bien. Un remiendo que tal vez dure poco, porque nada en este mundo dura mucho, pero también se puede disfrutar de lo efímero, ¿no te parece? (…)”

Página 218, La reina de las nieves, Carmen Martín Gaite, editorial Anagrama

Resultado de imagen de itaca ulises

(Procedencia de la imagen)

Ismael Serrano nos recita este poema, que es más que eso, es un consejo para vivir:

¿Por qué las estrellas se encienden?

«Negra estaba la noche
y yo me deslizaba
por la calle
con la estrella robada en el bolsillo.»

Pablo Neruda, “Oda a una estrella”

 Descubre el cielo  con Homero y Hesíodo. Detrás de cda cosntelación, incluso detrás de cada estrella se esconde una historia

Aquí puedes ver un interesante prezi sobre la relación entre mitología y astronomía.

Resultado de imagen de zodiaco y estrellas

(Procedencia de la imagen)

Si te apetece conocer más a fondo  “quien vive” en cada constelación  entra en esta página.

Rubens recoge en este cuadro el nacimiento de la Vía Láctea:

Rubens Vía Láctea.jpg

Otras culturas explican así  el cielo estrellado:

Sea como fuere, siempre necesitaremos una estrella, aunque no sea más que una estrella:

¡Escuchen!
¿Si las estrellas se encienden,
quiere decir que a alguien les hace falta,
quiere decir que alguien quiere que existan,
quiere decir que alguien escupe esas perlas?

Alguien, esforzándose,
entre nubes de polvo cotidiano,
temiendo llegar tarde,
corre hasta llegar hasta Dios,
y llora,
le besa la mano nudosa,
implora,
exige una estrella,
jura,
no soportará un cielo sin estrellas,
luego anda inquieto,
pero tranquilo en apariencia,
le dice a alguien:
“¿Ahora estás mejor, verdad?
¿Dime, tienes miedo?”
¡Escuchen!
¿Si las estrellas se encienden,
quiere decir que a alguien les hace falta,
quiere decir que son necesarias,
quiere decir que es indispensable,
que todas las noches,
sobre cada techo,
se encienda aunque más no sea una estrella?

Vladimir Maïacovski

Y aquí las tienes a tus pies. Para que no te falte nunca su luz.

El lector (I)

Hace unas semanas inauguramos el blog con una tarta y con un libro: El lector de Bernhard Schilnk.

Una tarta y un lector
Una tarta y un lector

Es una de las lecturas que vamos a realizar en este primer trimestre. Nos viene como anillo al dedo para hablar de la literatura clásica que estamos estudiando en clase estos días.

Os recuerdo que los protagonistas principales de la obra son un jovencísimo Michael Berg y una mujer más madura llamada Hanna. Entre ambos se establece una intensa relación basada en el deseo o el amor y también en la lectura.

Fragmento de la película El lector

El chico lee en voz alta para Hanna. Comienza con la Odisea:

“(…) Y el motivo de que nos faltara tiempo es que había empezado a leerle en voz alta. El día siguiente a nuestra conversación, Hanna me preguntó qué cosas aprendía en el colegio. Le hablé de los poemas de Homero, de los discursos de Cicerón y de la historia de Hemingway en la que un viejo lucha contra un pez y contra el mar. Ella quería saber cómo sonaban el latín y el griego, y le leí fragmentos de la Odisea y de las Catilinarias. (…)”

Página 44, El lector, editorial Anagrama

Homero

“(…)Traducíamos la Odisea. Yo ya la había leído en alemán, y me gustaba y me sigue gustando. Cuando me tocaba el turno, me bastaban unos pocos segundos para orientarme y empezar a traducir. El profesor me había puesto en ridículo, y el resto de la clase lo celebró a carcajadas, pero si me quedé un momento sin habla no fue por eso. Nausica, igual a los mortales en figura y aspecto, Nausica, la doncella de pálidos brazos: ¿en quién la veía encarnada, en Hanna o en Sophie? No podían ser las dos al mismo tiempo.

Página 66, El lector, editorial Anagrama

resumen

(Procedencia de la imagen)

Esta obra volverá a aparecer en la vida de los dos protagonistas:

“(…)Por entonces releí la Odisea, que había leído por primera vez en el bachillerato, y que recordaba como la historia de un regreso. Los griegos, que sabían que nadie puede bañarse dos veces en el mismo río, no creían en el regreso, por supuesto. Ulises no regresa para quedarse, sino para volvera  zarpar: la Odisea es la historia de un movimiento, con objetivo y sin él al mismo tiempo, provechoso e inútil. (…)”

Página 171, El lector

También vosotras vais a ver cómo suenan el latín y el griego (Adelia se encargará de eso) y a conocer la historia de Ulises y la de Aquiles. Leeremos estos días textos en clase de los dos héroes. Quizá tengan cosas que decirnos todavía porque “(…) hay mucha literatura antigua que se puede leer como si fuera de hoy; alguien que no sepa nada de historia puede creer que todas esas costumbres de tiempos pasados son en realidad las costumbres actuales de tierras remotas(…)” El lector, página 177.

Empezamos por un acercamiento audiovisual a la obra:

Y esta es la que lee ( y se imagina) el señor Simpson:

Y mientras Ulises regresaba a casa, su mujer Penélope, tejía

¿Llegaremos a Ítaca con Ulises?

Lluis Llach canta en catalán  el  “Viaje a Itaca” de Cavafis

Por otra parte, Homero narra en la Ilíada la cólera de Aquiles.Este es un breve resumen de la obra:

Ahora bien, seguro que muchas de vosotras conoceréis la historia de Aquiles por la película Troya:

Otra escena muy conocida de la peli:

Como ves, El señor de los anillos le debe mucho a la épica griega. ¿No te parece? Aquí queda una secuencia de la película, para que compares con la anterior:

Lo mismo ocurre con El hobbit. Este es un fragmento de la película basada en la obra homónima de  J.R.R Tolkien.

La Lisístrata de Gata Cattana

Esta es la “Lisístrata” que escuchamos en clase gracias a Alba:

Gata Cattana, Rapeadora de noche. Poetisa de día. Politóloga a ratos (tal como ella misma se define)

Yo no camelo perfumes de Nina Ricci,
soy más de libros de la Silvia Federicci,
será mejor que trates mejor a esas bitches,
no sea que de repente me escuchen y se compinchen.
Os lo tengo dicho, os lo dejo hecho,
al punto, la teoría King-Kong no? apunta.
Facilito tronco, deja de poner impedimentos,
deja de ser un experimento.
Déjame ser otra cosa que no sea un cuerpo.
Deja de follarme con los ojos ya de paso
cuando paso por la calle sola en todo momento,
porque me cago en to’.
En pleno siglo veintiuno,
que tenga que venir la Ana a rebatir a Froid,
la tradición es larga desde Nietzsche hasta Unamuno,
de Aristóteles a Darwin, desde Franco hasta Rajoy.
De aquellos barros, estos lodos, sé por dónde voy,
que las cosas no han cambiao demasiado a día de hoy.
Haciendo make it rain a lo hard candy,
modus operandi, rayaos, estampaos rollo punky.

Eres la puerta del demonio,
eres la que quebró el sello de aquel árbol prohibido,
eres la primera desertora de la ley divina.
Eres la que condenó a aquel a quien el diablo no fue suficiente para atacar,
así de fácil destruiste la imagen de Dios y el hombre,
a causa de tu decepción, mujer.

Que venga Dios y lo vea,
como a Gea se la marginó,
ardió en la hoguera con tres brujas durante la inquisición,
vale, que monten sus ministros

Gea, por Anselm Feuerbach (1875). Fresco del techo de la Academia de Bellas Artes de Viena.

festivales feministas contra la segregación,
alimentando el tópico con discriminación
positiva que es mentira, no es ninguna solución,
yo hago lo que quiero bajo el “Niña no andes sola”,
mujer en toda regla, poetisa con mayúscula.
Descontrola por la ciudad cantando hardcore,
con camisa y tacones altos.
Con la moral muy por encima de sus cuentos,
como la de otras tantas putas que mueren callando.
Y ando cayendo ya, encallándome en mi
propia guerra cívil como Lisístrata.
Sin más que decir, que aportar a la causa
Rosa Luxemburgo, campo amor, guerra amazona,
vestal romana, sendero impío hacia la vida humana,
Keny Arkana (…)
Yo os invoco hijas de Eva buscando una luz,
buscando una luz, buscando una luz,
Yo os invoco hijas de Eva buscando una luz,
buscando una luz, buscando una luz.
Yo os invoco hijas de Eva…

Resultado de imagen de rosa luxemburgo
Desde que Prometeo les mostró el truco del fuego
sometieron nuestro ego deste Atenas a Estambul.
Tú y cuántos cómo tú contra estas dos titánides
corre ve y dile a aquel que no vamos a ser tan dóciles
Imbéciles se creen que son la élite y caerán
por su propio peso cuando rescate a Eurídice
Lapídame, humíllame, si quieres ponme un burka
arráncame la voz y el clítoris pa’ ser más pulcra.
Escóndeme, tápame bien ese escote impuro,
no sea que te pervierta o te transporte al lado oscuro,
no sea que te intoxique con mi psique de cianuro.
La mujer es el diablo eso seguro, ten cuidao.
Y ando cayendo ya, encallándome en mi
propia guerra cívil como Lisístrata.
Sin más que decir, que apuntar a la causa
un tributo a mis musas que luchan…

Diciendo que la mujer, si no es prostituta es que es tonta,
pero si es que no es ninguna de las dos, lo que sí es seguro es que es mala.
Las mujeres no somos ni malévolas, ni malignas,
no enjendramos el demonio, y tampoco somos santas
porque nos santificamos cuando llegamos a ser madres.
Las mujeres somos mujeres.

¿Le gustaría a Aristófanes? A nosotras sí. Aquí podéis escuchar algunas canciones del disco de Gata Cattana,”Los siete contra Tebas”*.

Muchas de las canciones aluden a algunas de las obras que leeremos, como “Antígona.

*Los siete contra Tebas también hace referencia uno de los episodios más conocidos de la mitología griega.

Alba, ¡¡¡¡muchas gracias por presentarnos a Gata Cattana!!!

Morte, non tan accidental, dun anarquista

Ti es un dos culpables, Darío Fo, de que me guste o teatro. Eu tiña vinte anos e unhas ganas tolas de ler, de ver (e facer) teatro e varios amigos tolos. Caeu nas noas mans a súa peza No hay ladrón que por bien no venga. Convertémola en Non hai ladrón que por ben non veña e, sen ter nin idea de teatro, pero coa inxenuidade e a forza que dá ser tan novo levámola aos escenarios improvisados dos pubs de Lugo e algúns teatros. Dende aquela gañei anos, decepcións, experiencias, sentido do ridículo e moita admiración polas túas túas comedias e a túa vida.

Resultado de imagen de darío fo

Fotografía extraída desta nova que recolle o seu pasamento

Lembro a apaixoada lectura de Muerte accidental de un anarquista que supuxo, para min, unha maneira distinta de ver o teatro. Tamén era política e espertar de conciencia.

Vós, que agora ledes Antígona, podedes continuar despois co Aquí no paga nadie,  exemplos ambas de desobediencia combativa, cada unha da súa época, necesaria tamén nesta.

Marchas, Darío Fo,  pero queda o teu sentido do humor e o teu teatro eterno, irreverente e subversivo.

Resultado de imagen de muerte accidental de un anarquista

(Imaxe traída de aquí)

Moitísimas grazas pola túa compañía e polo teu exemplo, polo que deixaches nos escenarios, por crer que a risa é unha poderosa arma contra o poder, por ser un xograr, un bufón deste século con todo o que iso supuxo e supón.

Que alá onde esteas “sigas cantando”.

Déixovos o discurso que deu cando lle concederon o premio Nobel de Literatura: