… Y la abeja de Sylvia Plath

En una entrada anterior hablábamos de la abeja de Emily Dickinson; pues bien, la abeja que nos visita hoy llega en este poema de Sylvia Plath:

El día de tu muerte me sumí en la tierra,
en el oscuro refugio donde las abejas,
a rayas oro y negras, aguantan el temporal
como piedras hieráticas y el terreno es firme.
Fue bueno hibernar esos veinte años:
como si nunca hubieras existido, como si hubiera llegado
al mundo engendrada por Dios en el vientre de mi madre:
su amplio lecho portaba el estigma de lo divino.
Nada tenía que ver con la culpa ni con nada
cuando me acurruqué bajo el corazón de mi madre.

Diminuta cual muñeca con mi vestido de inocencia,
al dormir soñaba tu epopeya, imagen a imagen.
Nadie moría o envejecía en aquel tiempo.
Todo sucedía entre una perenne blancura.
El día que desperté, desperté en Churchyard Hill.
Hallé tu nombre, hallé tus huesos y demás
consignados en una angosta necrópolis
y tu lápida jaspeada inclinada junto a una valla. (…)”

Puedes leer aquí el poema completo.

Como una más de sus abejas, cuando murió su padre (su señor, su rey, su dios) Sylvia se hizo una habitación oscura bajo tierra. Aletargada, esperaba, para sacudirse el sopor y volver al mundo, ¿qué? No habría otra primavera. Su padre no iba a regresar. La hija del apicultor se refugiaría en la poesía, como las abejas en las flores. Junto con Anne Sexton, Plath es reconocida como uno de los principales cultivadoras del género de la poesía confesional iniciado por Robert Lowell y W. D. Snodgrass.

Nacida en Boston en 1932, publicó su primer poema a los ocho años. En 1956 se casó con el poeta inglés Ted Hughes, con quien se trasladó a Inglaterra en 1959; allí publicó su primer poemario: El coloso. Es autora de poemas de fuerte carga autoboigráfica, en los que reflejó sun angustia y su atormentada personalidad, que la conducirían al suicidio  en 1963. Después de su muerte se publicaría póstumamente Ariel.

Aquí puedes leer textos de la autora. A continuación tienes  la película basada en su vida: Sylvia, dirigida por Christine Jeffs en 2003.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s