El joven famélico mira la panadería

Y este es nuestro cadáver exquisito:

El joven famélico mira la panadería

la caída al abismo

que juega al escondite por la noche

preso de la dictadura.

El viento soplaba suave.

La niña perdió su cabeza

especialmente alegre

sinónimo de libertad.

Hoy hueles diferente, a mor, libertad, paz. Y eso me gusta.

Un rosal creció allí donde cayó tu sangre.

El rojo como la sangre.

Es la poesía con la que se viste el viento.

Irromplible. Incondensable.

¿Por qué intentarlo siquiera? Solo ríndete. Yo lo hice.

El tiempo es una ilusión

y esta noche solo quiero olvidarme de los problemas.

Una sirena que encalló en la barra de un bar.

Solo cuando no me ves, si no me ves.

La vida es bella, eterna.

Un anillo para gobernarlos a todos

pero somos polvo,cenizas.

La princesita es una pitillera y está embarazda del Joao.

Siguió el paseo de baldosas rojas.

La niña observa el cielo

y al final todo se acaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s