La señora Michel también leía a Tolstoi

A la señora Michel, protagonista de La elegancia del erizo (obra de posible lectura para la tercera evaluación). En estas entradas del blog del club de lectura tenéis mucha información sobre ella que os puede ayudar a hacer una lectura más completa) no solo le gustaban el té y las camelias, también la literatura. Nos habla a menudo de Tolstoi.

(…) He leído obras de historia, de filosofía, de economía política, de sociología, de psicología, de pedagogía, de psicoanálisis y, por supuseto y ante todo, de literatura. Las primeras me han interesado; la última constituye toda mi vida. Mi gato, León, debe su nombre a Tolstoi. El anterior se llamaba Dongo por Fabrice del. Al primero lo bauticé Karenina por Anna, nombre que yo acortaba en Kare, por miedo a que me desenmacarasen. Exceptuando la infidelidad stendhaliana, mis gustos se sitúan de manera muy nítida en la Rusia anterior a 1910, pero me vanaglorio de haber devorado una parte bastante apreciable de la literatura mundial, teniendo en cuenta que soy una persona de origen campesino cuyas esperanzas de hacer carrera alcanzaron hasta la portería del número 7 de la calle Grenelle, cuando habría podido pensarse que un destino como el mío me abocara al culto eterno de las novelitas rosas de Barbara Cartland. Bien es cierto que soy_ y me siento_ culpable de cierta inclinación por las novelas policíacas, pero las que yo leo las considero literatura de altísima categoría. Me resulta especialmente difícil, algunos días, sustraerme a la lectura de alguna novela de Connelly o de Mankell para contestar al timbrazo de Bernard Grelier o de Sabine Pallieres, cuyas preocupaciones no son congruentes con las meditaciones de Harry Bosch, el agente amante del jazz del Departamento de Policía de Los Ángeles (…)”

Página 73 de La elegancia de erizo, publicada por Seix Barral

Y de Tolstoi nos hablarán mañana varias compañeras. Decía la señora Michel que todas las familias felices se asemejan; cada familia es infeliz a su modo. Pero esta no es una cita original de la portera, es el principio de la estupenda novela de Tolstoi Anna Karenina, obra por la cual la señora Michel siente una profunda admiración  y que la unirá con el nuevo vecino, el director japonés.

Pero, ¿quién es Anna Karenina? ¿Por qué le gustará tanto a la señora Michel? ¿En que se parece a Anita Ozores y a Emma Bovary? Mañana lo sabremos.

De esta novela rusa se han hecho varias adaptaciones cinematográficas. La última es del 2012. Esta es la ficha técnica de la misma y aquí queda el trailer:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s