Cuestión de principios

“Era estupendo quemar. Constituía un placer especial ver las cosas consumidas, ver los objetos ennegrecidos, cómo cambiaban. Con la boca de latón en sus puños, con aquellas gigantesca pitón escupiendo su queroseno venenoso sobre el mundo, la sangre le latía en la cabeza y sus manos eran las de un fantástico director orquetando todas las sinfonías del fuego y de las llamas para destruir los jirones y las ruinas tiznadas de la historia.(…)”

     Ray Bradbury Fahrenheit 451

Imagen extraída de aquí

Imagino que tú, que estudias literatura,estás contribuyendo a que Bradbury se equivoque, esto es, a que no desaparezcan los libros. Y si esto fuese ese así, si se evaporasen como el fuego de una hoguera espero que te conviertas en un Hombre o Mujer Libro. Elige uno y retenlo, “sé tú su límite” y contribuye a hacerlo infinito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s