Grazas, capitáns!

Nunca me pasara unha cousa así!!!

Acampada 024

Grazas por un curso tan bonito e grazas (moitas, moitas!) por regarlarme este pedaciño de película.

Acampada 102

 

 

Nunca esquecerei á capitana Lara Alonso, María José, Uxía Casal, Ángela Costas, Sara, Jéssica Daniela, Lara Domínguez, Aroa Durán, Elisa, Uxía Fernández, Paula, Alba Ferreira, Alba Giráldez, Alba Iglesias, Alexiane, Inés, Iria, Aury, Yésica, María, Ángela Tellado, Dionet e aos capitáns Carlos, Bruno, Samuel, Antonio, Diego, Javi.

 

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a
expresarte, que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo
extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí
pueden cambiar el mundo.


Acampada 117

 

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima,
nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra
propia historia.

Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra

continúa: Tú puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre
el hombre.

Acampada 136

No caigas en el peor de los errores: el silencio. La
mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.

Acampada 111

Disfruta del pánico que te provoca tener la vida
por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con
orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.

 

Las experiencias de quienes nos precedieron de
nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar por la
vida.

Acampada 127

 

La sociedad de hoy somos nosotros. Los “poetas vivos”.

No permitas que la vida pase por ti sin que la

vivas…

Walt Whitman

Que a vida e a luz se poñan da vosa parte!! E que sexades sempre un club de poetas vivos.

Obrigada!

A visita de Laura

Sen desmerecer ás anteriores vistitas, a que máis ilusión me fixo foi esta última. Veunos ver Laura Porto, dramaturga novel, ex alumna e amiga.

Laura con Azama
Laura con Azama

Ademais de estudar Dramaturxia escribe críticas teatrais no Galiñeiro de Praza pública de obras contemporáneas. Ademais é autora dunha  peza que dará que falar: Famelia ( á espera de ser publicada) e da que nos falou na súa visita.

Contounos, ademais de como chegou ao teatro e á escritura, como foi o proceso de creación da mesma baseándose na estrutura dramática proposta por Michel Azama.

A de Laura aínda non podemos vela porque non está representada, pero aquí vos queda Cruzadas do mentado autor. A representación corre a cargo da compañía Hechizo.

Foi un gusto darche clase e terte, de novo, nela como relatora do que máis che gusta facer!!

Grazas por vir!!! E moita, moita merda nos camiños do teatro.

 

Seguimos co teatro

Aquí quedan algúns festivais de teatro aos que podedes asistir este verán:

Matarile estará en Cangas. Foi precisamente Laura Porto quen me deu a coñecer  a este grupo. Velaquí a crítica que fixo da peza O colo da xirafa.

Festival de teatro cómico e festivo de Cangas

Mostra de teatro de Ribadavia

Festival de Teatro clásico de Almagro

En Almagro representarase, entre outras,  Los villanos de Shakespeare e unha Celestina que ten moi boa traza.

Festival Internacional de teatro clásico de Mérida

E se preferides ver teatro nuha sala achegádevos á Sala Ingrávida do Porriño e gravitade moito. En Vigo podedes ir tamén á Sala  Ensalle.

“Qué extraordinario invento nos dejaron los griegos: un arte en el cual unos ciudadanos ponen en pie unas ficciones que permiten a otros reflexionar sobre sus propias vidas, sobre lo que viven o sobre lo que querrán vivir”*

Juan Mayorga

 Mayorga é unha referencia obrigada. Non se pode falar de teatro e non nomealo.

* Cita que aparece na contracuberta do libro Teatro 1989-2014 de Juan Mayorga. Está publicado por Ediciones La Uña Rota (editorial que sempre ofrece cousas interesantes)

Sueño de una noche de verano

Hoy comienza el verano y una espectacular luna llena iluminará la primera noche de este estío, de manera que tu sueño, hoy, estará arropado y protegido por la brillante Selene.

Y así comienza la película Sueño de una noche de verano, basada en la obra homónima de Shakespeare:

Si quieres verla completa está en la biblioteca.

Aquí puedes ver la obra de teatro :

También el ballet se hizo eco de la historia:

Mendelssohn le puso música a la comedia. Esta marcha nupcial seguro que te suena:

Escritoras más recientes han tomado esta obra de Shakespeare como fuente de inspiración. Es el caso de Julie Kagawa, autora de sagas feéricas  que probablemente beban de la fuente shakesperiana. Nos la recomienda Lara, lectora entregada de Sueño de una noche de verano.

Verano, de Giuseppe Arcimboldo.

Titulo de la imágen Ulpiano Checa y Sanz - Celebrando el verano con una linterna china

“Celebrando el verano con una linterna china”

“(…) Quizás el verano convenga a la lectura porque se presta, no sé por qué, a contar cuentos. Muchas de nuestras ficciones más conocidas transcurren en verano: Crimen y castigo, de Dostoievski, empieza “una agobiante tarde de principios de julio”; la peste amenaza a los novios de Manzoni durante un atroz verano lombardo del siglo diecisiete; en la novela de Oscar Wilde, Lord Henry se encuentra con el apuesto Dorian Gray “cuando una leve brisa estival removía las copas de los árboles del jardín”; Cien años de soledad, de García Márquez, se abre en el mes de marzo, a fines de un húmedo estío colombiano; la pequeña Nell y su abuelo escapan de las garras del malvado Quilp a través de la campiña estival inglesa en El almacén de curiosidades, de Dickens; el profesor Ashenbach de Thomas Mann persigue la imagen del hermoso efebo por los callejones húmedos y sofocantes de Venecia en verano; y en verano también el joven tuberculoso Hans Castorp llega a la clínica de Davos, en lo alto de la Montaña Mágica; el memorioso Ireneo Funes de Borges sufre su prolongado insomnio durante un caluroso estío uruguayo; Elizabeth Bennett concede el sí al bello Darcy bajo un sol radiante y británico, dando un final feliz a tanto orgullo y prejuicio; es durante el verano que Poirot investiga los casos Muerte sobre el Nilo, El asesinato de Roger Ackroyd, Maldad bajo el sol, y tantos otros crímenes febriles. (…)”

Fragmento extraído del artículo “Llega la hora de leer sin reloj”

 

A mí se me ocurre añadir un libro de uno de mis escritores favoritos: Las lágrimas de San Lorenzo, de Julio Llamazares.

Nosotros también te esperamos, Godot

Me parece un poco feo haber  dejado plantados a Vladimir y a Estragón ¡Pobres! Ya tienen bastante con que no aparezca Godot y, encima, los dejamos solos con su historia. Si queréis ponerle remedio a ese desaire  aquí está la historia completa para retomar la lectura.

Ahora bien, también podéis verla en el teatro:

Una versión más clásica es esta:

La sombra de esta obra de Beckett, referente del teatro del absurdo, es alargada. Un ejemplo de ello es la influencia que ejerció sobre un texto del dramaturgo británico Harold Pinter: El montacargas. La obra fue llevada a escena, entre otras, por la compañía de teatro Animalario.

Fragmento de la actuación que el  grupo llevó al precioso Teatro Principal de Ourense que muchos y muchas ya conocéis:

 

Un 16 de junio

El irlandés James Joyce (1882-1941) es el autor de Ulises, una de las novelas más influyentes y novedosas del siglo XX. Se publicó en parís en 1922. Tachada de pornográfica e inmoral, fue prohibida en Gran Bretaña y EEUU.

Las mejores portadas del Ulises de James Joyce

Además de por su contenido, escandalizó por su radicalidad formal. En efecto, esta novela, extremadamente compleja, certifica la disolución definitiva del modelo realista: la asunción de que, puesto que la vida no es ordenada ni racional, tampoco deben serlo los relatos que pretenden reflejarla.

La obra narra el periplo por la ciudad de Dublín (sus pubs, la central de Coreos, la Biblioteca Nacional, un burdel, un cementerio…) de Leopold Bloom, un anodino agente de publicidad de origen judío, durante el 16 de junio de 1904.

Así nos lo presenta Joyce:

“(…) El señor Leopold Bloom comía con deleite los órganos interiores de bestias y aves. Le gustaba la sopa espesa de menudillos, las mollejas, de sabor a nuez, el corazón relleno asado, las tajadas de hígado rebozadas con migas de corteza, las huevas de bacalao fritas. Sobre todo, le gustaban los riñones de cordero a la parrilla, que daban a su paladar un sutil sabor de orina levemente olorosa (…)”

(Procedencia de la imagen)

Puede entenderse como una antiepopeya protagonizada por un antihéroe, que refleja la vulgaridad de la vida urbana contemporánea. Existe, pues, un paralelismo paródico entre esta obra y la Odisea de Homero con respecto a los personajes y los episodios. Por lo que se refiere a los primeros, el protagonista de Ulises es Leopold Bloom, trasunto de Ulises; su esposa Molly, de Penélope; y Stephen Dédalus, un joven profesor con inquietudes literarias, de Telémaco. Protagonista de la primera novela Joyce (Retrato del artista adolescente), Stephen encarna al hijo deseado por Blom, que perdió al pequeño Rudy al poco de nacer. Con respecto a los episodios también hay paralelismos: el entierro de Paddy Dignam, al que asiste Leopold remite a la visita de Ulises al Hades; las camareras del hotel Ormond, con sus delantales hasta los pies evocan a las sirenas; el Ciudadano (nacionalista, irlandés, xenófobo y antisemita) que amenaza a Leopold, al cíclope Polifemo… Finalmente, el regreso al hogar se corresponde con la vuelta a una desangelada Ítaca, aunque Molly, a diferencia de Penélope, sí ha engañado a Leopold con su amante Boylan.

La actriz Maite Agirre como Molly Bloom

La novela se estructura en dieciocho secuencias, en las que se emplean diversas técnicas narrativas, entre las que destacan el diálogo dramático, el contrapunto y el monólogo interior. El lenguaje es, en realidad, el verdadero protagonista de la novela, convertida en laboratorio de experimentación verbal. Algunas de estas técnicas de experimentación verbal son: listados interminables de enumeraciones (de los invitados a una boda, de santos, de libros de un estante…), recreación burlesca de tópicos y géneros discursivos( descriptio puellae obscena, crónica periodística, estructura pregunta/respuesta del catecismo…), técnicas poéticas (uso de rimas internas y juegos fonéticos, repeticiones o recurrencias…) o transcripciones de conversaciones en mismo espacio (para transmitir una sensación de simultaneidad, el discurso se fragmenta y se reordena, en lo que constituye un ejemplo perfecto de polifonía)

Aquí tienes un pequeño manual para leer el Ulises de Joyce. Pero no lo hagas ahora, espera a tener unos cuantos años más.

(Imagen tomada de aquí)

*Los apuntes están redactados a partir del análisis de la novela que aparece recogido en el libro Literatura Universal de Oxford Editorial.

Nota: esta entrada está especialmente dedicada a Samuel que tan bien nos leyó el monólogo final de Molly.  Y así  interpreta la gran actriz argentina Cristina Banegas algunos fragmentos del mismo:

En castellano existe una adaptación dramática del monólogo de Molly Bloom llevada a cabo por José Sanchis Sinisterra, con el título La noche de Molly Bloom.

La canción de Kate Bush titulada “The Sensual World” está basada en el monólogo de Molly Bloom: